El método de proyectos

Uno de los objetivos clave del área de Tecnología en Secundaria es que el alumno tome el hábito y la destreza necesarias para encontrar soluciones técnicas a situaciones de la vida cotidiana.

Los pasos a dar desde la identificación de un problema hasta la construcción de una solución técnica, es lo que se conoce como método de proyectos. Y este método consta de las siguientes fases.

Anteproyecto

Debemos identificar claramente el problema o necesidad (por ejemplo, necesitamos construir una estructura vertical capaz de sostener 2Kg de masa, utilizando máteriales baratos y con poca dureza aparente).

Es necesario documentarse respecto al problema (si alguién lo ha planteado con anterioridad) y las posibles soluciones que otras personas hayan propuesto y diseñado (con internet podemos buscar situaciones parecidas a la estructura que debemos construir e incluso encontrar soluciones concretas).

Esta primera fase culmina con el planteamiento de diferentes opciones para resolver el problema, con sus ventajas e inconvenientes (si usamos cartón, cartulina, papel... si usamos cola blanca para las fijaciones o chichetas... si el precio de un material es muy elevado...).

Diseño

Iniciamos la fase de diseño eligiendo una opción de las propuestas en el anteproyecto. En este momento cobra especial importancia la representación gráfica de la idea que tenemos en mente.

Podemos utilizar:

  • bocetos: a mano alzada, sin escala, destacando ideas claves sobre los materiales y sobre la función de piezas concretas. Si es muy detallado, podemos hablar de croquis: a escala, con acotación de dimensiones, detallando todas la piezas y conservando cierta coherencia en la perspectiva. Nosotros, en la asignatura, vamos a utilizar ambos términos de manera semejante.
  • representación gráfica normalizada: perspectiva cónica, caballera, axonométrica, sistema diédrico, etc. El despiece debe ser completo.
  • cualquiera de las opciones anteriores pueden ser completadas, en la fase de diseño, con símbolos relacionados con la solución a desarrollar, fotografías, animaciones por ordenador, etc.

Además, en la fase de diseño, debemos clarificar qué materiales vamos a emplear y cómo deberán ser transformados (siguiendo con nuestro ejemplo, si optamos por usar papel, deberemos decidir su usaremos cañas de papel para una estructura de barras, o bien pliegos que posteriormente moldearemos, dónde aplicaremos la cola blanca para fijar las uniones, si usaremos hilo de coser a modo de tensores, etc.).

Planificación

En primer lugar, si el trabajo es en equipo, debemos distribuir tareas. Esta distribución debe estar compensada en cuanto a carga de trabajo y, si es posible, atender a los gustos y habilidades de cada miembro del grupo. Por supuesto, ante cualquier problema "insalvable" en esta fase de planificación, el profesor asesorará a cada grupo.

Completamos la planificación con un listado completo de materiales y herramientas, y un presupuesto económico y temporal que es muy importante que todos los miembros cumplan.

Construcción

Llega el turno de ejecutar la solución propuesta. Muchas veces creemos que un proyecto tecnológico se limita única y exclusivamente esta fase, olvidando las anteriores y posteriores.

Debemos implementar nuestra planificación, anotar cualquier tiempo de incidencia no prevista y cómo se resolvió (si es que se consiguió resolver), fabricar las piezas y realizar un control de calidad a cada una de ellas, y montar las partes que formen un conjunto único dentro del proyecto.

En la construcción debemos dedicar especial atención a las piezas más complejas y a las piezas centrales que estén relacionadas con otras del resto del proyecto. Este tipo de piezas clave deben ser contruidas las primeras.

Evaluación

Probemos nuestro resultado.

  • ¿Cumple con los objetivos planteados en el anteproyecto?
  • ¿Qué dificultades tiene nuestra propuesta de solución y qué propuestas de mejora haríamos a nuestra planificación?
  • ¿Qué habilidades técnicas han sido necesarias en el proceso de construcción y qué conocimientos teórico-científicos se requieren para comprender correctamente todo el proceso?

Según la complejidad del problema planteado y de la solución planificada, puede que hayamos construido una maqueta (a escala respecto al objeto real, con partes o todo que no funcionen), un modelo (con funcionamiento real del objeto pero a pequeña escala) o un prototipo (objeto a tamaño real y con funcionamiento completo). Según haya sido nuestra construcción, deberemos evaluar unos aspectos u otros.

Memoria del proyecto

La memoria debe permitir a cualquier usuario comprender nuestra proyecto al detalle. Suele ser un informe escrito, aunque actualmente también se contemplan como formatos válidos vídeos, animaciones o presentaciones multimedia.

Si optamos por el informe escrito, remito al artículo sobre Estructura de un informe o trabajo escolar escrito. A lo expresado en ese enlace podemos añadir los siguientes detalles concretos:

  • la introducción no debe olvidar una descripción global del proyecto.
  • el cuerpo del trabajo debe contener las anotaciones diarias de todas las fases (anteproyecto, diseño...), insistiendo especialmente en las anotaciones tomadas en el taller durante la construcción.
  • las conclusiones deben contener el análisis de la fase de evaluación, con las propuestas de mejora sobre el diseño inicial y con la decisión de si se cumplen o no los objetivos del proyecto según las pruebas de evaluación realizadas.
 

Buscador

Contacto email

info@danipartal.net

daniel@mauxsalamanca.es

Twitter @danipartal

Twitter

Canal YouTube

Canal YouTube

Proyecto Curricular

Download

Clipmetraje Manos Unidas